3.4. Áreas protegidas como soluciones basadas en la naturaleza para la protección de ecosistemas que ofrecen bienes y servicios de calidad

Esta línea temática se relaciona con los servicios ecosistémicos, como eje fundamental de las estrategias de desarrollo, que permiten enfrentar retos socio-ambientales.  Los ecosistemas sanos y resilientes aportan beneficios que contribuyen a una mejor calidad de vida de las sociedades y generan insumos para diversos sectores de la sociedad. Las áreas protegidas constituyen espacios de conservación que permiten mantener estos servicios ecosistémicos para beneficio de seres humanos (calidad y cantidad de agua, recursos genéticos, gestión de riesgo, valores culturales y espirituales, secuestro de carbono, etc.). Asimismo, son esenciales para el mantenimiento de corredores biológicos e incluso corredores interurbanos necesarios para la adaptación al cambio climático, la conservación de la biodiversidad y la convivencia pacífica de las poblaciones humanas.  Así, las áreas protegidas son soluciones que a largo plazo fomentan el bienestar humano, por medio de la provisión bienes y servicios de calidad. Las respuestas para los principales retos del desarrollo, como la seguridad alimentaria, el cambio climático y el crecimiento demográfico, incluyen a las áreas protegidas como soluciones basadas en la naturaleza.

PREGUNTAS CLAVES METODOLOGIA

¿Qué estrategias existen en AP para garantizar la provisión de servicios ecosistémicos de calidad que contribuyan al bienestar humano?

  • En la planeación
  • En el manejo
  • En la implementación de acciones
  • En el monitoreo de impactos y resultados

Simposios

Café del mundo

Charlas informales

Póster

 

 

¿Como la valoración de servicios ecosistémicos que generan las AP han incidido en las decisiones de políticas públicas de desarrollo territorial y sectoriales?
¿Qué experiencias y aprendizajes se han obtenido de la valoración de servicios ecosistémicos en relación con las cargas y  beneficios para las comunidades y los territorios?